• Montserrat Rivera

Alliance for Community Empowerment… Una segunda oportunidad para la juventud


A la edad de cinco años, Michelle Miranda recuerda cuando su abuelita le pidió tomar un regalo debajo del árbol de Navidad. Con mucha emoción, Michelle tomó la caja más grande pensando que era para ella sin saber que tendría que dársela a una niña humilde que vivía con su familia en un garaje.

Michelle admite estar enojada al darse cuenta que el obsequio no era para ella. Sin embargo ese día aprendió una lección que hasta ahora sigue compartiendo.

“Mientras veía a la niña abrir ese único regalo que recibiría en Navidad, yo recibi el obsequio más grande, el amor por dar y servir a otros”, dice Michelle de ahora 45 años de edad.

Con esa moral, valores y compasión que su abuelita y su mamá le inculcaron, Michelle abrió las puertas de Alliance for Community Empowerment (ACE) en Canoga Park, en el 2013.

La misión de la organización sin fines de lucro es fortalecer a las comunidades de bajos recursos al proveer educación, entrenamiento de empleo y desarrollo de liderazgo para los jóvenes de 15 a 25 años de edad a través de cuatro programas gratuitos.

“Decidí crear la organización porque en el oeste del Valle de San Fernando no existían programas que pudieran ofrecerle a la juventud los servicios comprensivos para atacar los problemas que enfrentan como la deserción escolar, el desempleo, el crimen y la falta de desarrollo emocional y social”, dice Michelle.

¿Cuál es la ayuda?

A través de RUTH Youth Build, un programa que lleva el nombre de su abuelita, ACE asiste a los participantes con guía educacional para adquirir su diploma de preparatoria. Asimismo, el apoyo provee el entrenamiento para una carrera mientras los jóvenes desarrollan habilidades de liderazgo.

“Trabajamos en conjunto con nuestras escuelas locales, nuestro departamento de libertad condicional y otras agencias para darles más alternativas a nuestros estudiantes”, dice Michelle.

Así también, el programa GRYD, ofrece asistencia a los participantes que están en riesgo de caer en las pandillas a través de consejería y otros servicios para alejarse de la violencia pandilleril. Al igual, Career Academy brinda entrenamiento para las carreras de salud, construcción y negocios. Todos estos entrenamientos son certificados y los estudiantes son expuestos a invitados expertos, viajes a escuelas o compañías laborales así como a varios seminarios de preparación.

Por su parte, el programa de Mentoring o asesoría provee a los participantes con un mentor que individualmente los asiste para que estos puedan exponer sus inquietudes, intereses para hacer un plan que funcione para sus metas.

“ACE se basa en la creencia fundamental de que cuando se les da la asistencia adecuada a los jóvenes así como las herramientas y modelos a seguir, ellos pueden transformar sus vidas y su comunidad”, dice Michelle, ya que “los años de desarrollo entre los 15 a 25 son críticos y las personas de bajos ingresos enfrentan desafíos y tensiones, por lo que necesitan apoyo adicional”, agrega la activista.

¿Quiénes son los beneficiados?

De acuerdo a Michelle, los jóvenes que llegan a ACE están listan listos para cambiar su vida, pues en su mayoría provienen de hogares de crianza, son latinos indocumentados, de bajos recursos y pueden ser minorías segregadas del sector gay, lésbico, transgénero y bisexual.

Desde su inicio, ACE sirve anualmente a unos 200 jóvenes al mismo tiempo que lleva a cabo eventos comunitarios como marchas por la paz, ferias de recursos y ferias de registro para el voto.

La organización tiene un equipo de ocho empleados, cinco internos, siete voluntarios y 36 otras agencias de asistencia.

¿Cuál es el mensaje para los jóvenes que creen estar sin ayuda?

“Existe la esperanza y ACE es el lugar para las segundas oportunidades. Una vez, uno de nuestros graduados dijo que nuestra organización es el lugar para la redención. Nunca rechazaremos a un joven por su pasado, si están listos para un comienzo nuevo y positivo, entonces estamos aquí con los brazos abiertos”, dice Michelle.

Actualmente, Michelle y su esposo Leonel Fuentes están a cargo de la organización. Fuentes llegó a Estados Unidos bajo asilo político por la guerra en El Salvador en 1989 y desde entonces se ha dedicado a servir a la comunidad discapacitada así como a servir a los desempleados a través de un programa de empleo de la ciudad de Los Ángeles en la comunidad de Chatsworth.

Para todos aquellos que así como Michelle también buscan hacer el cambio en la sociedad, ACE los invita a formar parte de su equipo como voluntarios, tutores, mentores o asistentes de maestros.***

#exitolatino #genteconexito #activista #exito #comunidad #lideresdelacomunidad

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2020 EXITO LAT!NO