• Montserrat Rivera

Enrique Mercado Empezó barriendo y terminó dueño de negocio “Fórmate metas, no te conformes y trabaj


El trabajo de Enrique Mercado consistía en barrer un almacén, acomodar la mercancía en los estantes y poner en su lugar los carritos de comida que la gente dejaba abandonados en el estacionamiento.

Ese fue el primer empleo del joven a los 17 años de edad, cuando aún no sabía de negocios y no tenía una idea clara de lo que quería para su futuro. Lo único que sabía por seguro, es que tenía que trabajar arduamente para lograr sus metas.

Ahora a la edad de 45 años, el objetivo del inmigrante mexicano es florecer su negocio Grocery Outlet Bargain Market, el cual inauguró en mayo en el área de Avocado Heights, en el condado de Los Ángeles.

Una y otra vez, sus amistades le preguntan cómo logró llegar a donde está.

Su respuesta es sencilla: “Fórmate metas, no te conformes y trabaja duro para lo que realmente deseas”.

Una vida de ejemplo

Enrique nació en Jalisco y vino a Estados Unidos con tan solo dos años de edad.

“Crecí viendo a mi padre trabajar toda la vida. Tenía la vocación de herrero, y a pesar de que solo cursó hasta el segundo grado de primaria, poco a poco se fue abriendo camino hasta que se convirtió en dueño de su propio negocio…Mi sueño era seguir sus pasos”, dice el empresario.

Los padres de Enrique se casaron cuando tenían 17 y 16 años de edad respectivamente. Aquí en Estados Unidos la familia llegó a vivir a un pequeño cuarto, luego se mudaron a una casa.

“Mi mamá cuidaba de mis tres hermanitos menores y de mi, el mayor. Mientras tanto, mi papá trabajaba para mantenernos. Recuerdo que todos los fines de semana me forzaba a trabajar con él. En ocasiones no me gustaba, pero aprendí a ser disciplinado, aprendí a no perderme en las calles entre el crimen y aprendí el valor del trabajo”, sostiene.

El tiempo de cosecha y siembra

A los 17 años de edad, Enrique comenzó colocando los alimentos en las bolsas de los clientes, barriendo, poniendo los carritos en su lugar y almacenando productos en una tienda de Food 4 Less.

Poco a poco el joven ascendió de puesto hasta convertirse en gerente de tienda y director, un cargo que desempeñó durante los últimos once años justo antes de convertirse en dueño de su propio supermercado.

“Empezaron las promociones y con el tiempo quise hacer de esto mi carrera. Sin embargo, llegó el momento en que quise tener algo propio y surgió la oportunidad”, dice Enrique argumentado que las posiciones superiores en las compañías son como una pirámide. “Entre más arriba quieres llegar, hay menos puestos, es más reñido y tardas más tiempo”.

Con más de 27 años de experiencia en el mercado, Enrique aún no puede creer que ya tenga su propio negocio.

“Aunque soy responsable de todo a mi alrededor. No puedo negar que me siento más contento. Yo hago mis reglas, mis decisiones y no tengo que obedecerle a nadie”, sostiene.

Una mano de caridad

Ahora que ya ha hecho su sueño realidad, el empresario tiene grandes planes para apoyar a la comunidad. De hecho ya está involucrado con Andrews Elementary y St. Louis of France Catholic School and Parish. Además, Enrique contribuye con donaciones semanales a New Horizons Caregivers Group y Men’s New Life Center, dos organizaciones sin fines lucro para los necesitados.

“Ahora que yo tengo la oportunidad de asistir a mi comunidad, es un placer hacerlo. No puedo olvidar mi origen humilde y esta es mi forma servir”, dice Enrique.

Grocery Outlet también apoya a sus clientes al proporcionarles artículos de calidad a precios entre un 40 y un 70 por ciento más bajos que otros supermercados tradicionales ofreciendo una gran variedad de productos como frutas y verduras frescas, carne y lácteos, hasta una amplia variedad de artículos para el hogar.

Claudia, la esposa de Enrique trabaja a su lado como administradora. “Estoy orgullosa de lo lejos que hemos llegado. Me enorgullece también poderle ayudar a la comunidad y formar parte de una gran familia”.

Todo en esta vida es posible

Enrique cree con toda seguridad que el sueño americano aún existe.

Su mensaje para los soñadores es ignorar a los que hablan mal del inmigrante, ya que muchas veces lo hacen por miedo a perder el poder.

“Hay que enfocarnos en progresar. No podemos conformarnos con tener pan en la mesa y pagar una renta. Mi padre no tuvo una educación universitaria, ni siquiera terminó la primaria, pero sabía que siempre hay otros métodos para salir adelante. Uno tiene que buscar esos métodos y aferrarse”.***

#2017 #exitolatino #exitolaboral #latinosunidos #genteconexito #exito #metas #reflexion #salud #comercio #genteestelar #portadas

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2020 EXITO LAT!NO