• Por: Sandy Caldera/Psicóloga

¿De qué tamaño son tus miedos?


“Todo en tu vida está en crisis por culpa de un ratón”

¿De qué tamaño son tus miedos? Es importante que te des cuenta que tus miedos son del tamaño que tú los quieras hacer. De tal manera que sólo te invalidarán si tú se los permites, te voy a poner un ejemplo que a muchas personas les hará recordar su vida actual.

Había una vez un rato muy pequeño, vivía en una casa enorme donde vivían muchas personas, todas ellas miembros de una sola familia. El ratón vivía completamente solo, se dedicaba solamente a robar queso por las noches y a esconderse por miedo, pero qué crees… en la casa, había toda una crisis por causa de ese pequeño ratón.

Los más grandes, decían “hay que matarlo”, las mujeres decían “NO, que horror… mejor hay que sacarlo de aquí”, los más pequeños saltaban para colocarse en el lugar más alto para no ser alcanzados por el ratón. Nadie de ellos se daba cuenta que el ratón era quien les tenía miedo, que todos ellos eran grandes y altos, y el ratón era sólo un ser pequeño completamente solo.

El problema consistía en que ellos en su mente le habían dado un gran poder. Se lo imaginaban trepando por las camas, comiendo dentro de su propio plato y mordiéndoles las piernas y las manos. Así que vivieron una guerra en la cual nadie ganaba, porque verdaderamente no existía una batalla, los seres humanos esforzándose por matar al ratón sin hacerlo, y el ratón esforzándose por huir.

Un día un bebé que apenas caminaba, se encontró con el pequeño ratón. Ambos se miraron fijamente y sin ningún tipo de maldad el bebé lo tomó en su mano, el ratón estaba aterrorizado. Por un tiempo estuvieron jugando, el ratón comenzó a confiar en el bebé y se dejaba tocar por él. El problema comenzó cuando llegó la madre del bebé y pegó un gran grito que ensordeció a todos en el hogar. Gritaba… “un ratón, un ratón”.

En la casa todo se volvió un caos, unos con escobas, otros con mangueras de agua queriendo atacar al ratón. Entonces, se dieron cuenta que estaban exagerando porque el ratón era tan pequeño que ni siquiera podían verlo. El ratón por su parte, sentía que su pequeño corazón estaba por salirse del pecho.

Hasta que alguien dijo: “A ver deténganse todos, cállense y cálmense, así alterados no podemos hacer nada, vamos organizarnos”. Cuando el ratón escuchó eso se dio cuenta de que verdaderamente estaba en problemas, sabía que mientras los seres humanos actuarán con miedo, no le iba pasar nada, pero en el momento que alguien comenzó a actuar de manera lógica, el ratón dijo: “Caray creo que ahora sí tengo que irme”. Así que agarró su pequeña cola y salió de lugar, sin necesidad de morir.

El problema es que el ratón ya ni siquiera estaba dentro de la casa, pero seguía dentro de sus mentes, perturbándolos.

Así somos los seres humanos, nuestros miedos son pequeños, nuestras creencias limitantes son pequeñas y muy pero muy diminutas, el problema es que en nuestra mente les damos muchísimo poder, un poder que nos anula, que es capaz de aniquilar nuestros sueños y quitarnos la paz de manera definitiva.

Cada vez que te encuentres enfrente de un obstáculo o de un miedo, piensa, y qué tal si es del tamaño de un pequeño ratón, pero mi mente que a veces puede ser mi peor enemiga, lo ve de un tamaño gigantesco. Deja de estar peleándote contra un pequeño ratón, enfrenta la vida y lucha. Piensa con la cabeza fría y toma el control, de lo contrario permitirás que un pequeño ratón se apodere de tus pensamientos y de tu vida entera. Permitirás que un pequeño ratón se robe la paz de tu hogar y de tu alma.

Es probable que aquello a lo que le tienes miedo sea más pequeño de lo que te puedes imaginar, y es probable que tú seas mucho más fuerte de lo que piensas, así enfrenta tus miedos. A medida que tú te pares con más fuerza sobre el piso, te vuelvas más grande, tus miedos se volverán cada vez más pequeños. Lucha con pasión y coraje positivo, de tal manera que, aunque tu miedo sea mucho más grande que un ratón, no te impida seguir adelante y luchar por tus sueños.

Espero que de ahora en adelante cada vez que tengas que luchar contra un obstáculo, te acuerdas de que tú eres grande y que aquello solamente es pequeño como un ratón.***

#2018 #valentia #brave #miedos #corazon

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2020 EXITO LAT!NO