• Por: Shofranka Sarosi

Cómo reprender a los hijos SIN afectarlos


La tarea más difícil para los padres es el regañarlos sin afectarlos. En ocasiones, el regaño es tan fuerte que puede asustar al menor, traumarlo a la larga o inclusive hacer que no le importen las consecuencias. Asimismo, hay padres que no saben qué hacer y prefieren dejar que sus hijos hagan lo que deseen, lo que también termina en jóvenes sin disciplina, sin temor a las autoridades ni a las consecuencias.

También existen aquellos que les hablan una y otra vez en tono serio, molesto o hasta triste, pero ni eso funciona.

El regaño es una manifestación de disgusto por alguna acción o palabra, lo que busca es la atención del regañado para que entienda que lo que hizo o dijo no es correcto. El problema es que posiblemente no sepas cómo regañar.

1. No regañes a los menores enfrente de la gente: El compararlos, el hacerlos de menos con el resto y el humillarlos los va hacer rencorosos y probablemente sin autoestima. La reprimenda en público les da pie a convertirse en el blanco de agresión de sus compañeros de escuela o vecinos.

2. Deja los gritos al lado: Nadie escucha mejor con alaridos. De hecho, la voz alta enerva, da miedo o hace enojar, pero no transfiere un mensaje claro. Habla de manera tranquila y seria, ve a los ojos directamente y expresa las consecuencias de un mal acto. Hazles ver lo que tienen por perder y el riesgo que corren si repiten sus acciones.

3. Demuestra que ejerces tu poder: Una persona que repite lo mismo como loro no llega a ningún lugar, porque los hijos no ven acción. La acción es el moverte, el hacer algo diferente que ellos no habían visto, el ocasionar un cambio a través de un movimiento, algo que genera una modificación en sus vidas gracias a ti. Esto significa que, si la acción de tus hijos requiere castigos, debes de cumplirlo hasta el final e ir más allá para que vean que está vez es diferente, que no estás bromeando, y que, si ellos no hacen lo que dices, tú vas a hacerlo por ellos de una forma o de otra.

4. No lastimes con palabras: Cualquier argumento que tengas que dar debe ser con sentido y maduro. El ofender al hablar no soluciona nada, sino empeora la comunicación con tus hijos. Debes comprender que cuando aún han cometido una acción negativa, también merecen redimirse, y ser tratados con respeto. Esto significa también no golpearles.

5. Que no olviden que los amas: Déjales saber que lo que estás haciendo es por amor, que debes darles las herramientas para que sean miembros funcionales en la sociedad.***

#2019 #hogar #familia #mejoresfamilias #familias #familiasprimero

0 views

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2020 EXITO LAT!NO