• Por: La Chica Hippie

En honor al actor Héctor Suárez… ¿Qué nos pasa?


El mundo del espectáculo en México y otras partes de latinoamérica están de luto con la muerte de Héctor Suárez Hernández, actor y comediante de cine y teatro.

Nació un 21 de octubre de 1938 en la Ciudad de México. A temprana edad vivió bajo una rigurosa disciplina impuesta por su padre que era militar, lo que le afectó psicológicamente, pero eso no le hizo perder su sentido del humor.

Él quería estudiar arquitectura y se preparaba para iniciar sus estudios, pero por azares del destino descubrió que la actuación era lo suyo. Se preparó y participó en diferentes obras de teatro al lado de renombrados actores. Incursionó en el cine y su participación en televisión fue extraordinaria con su programa ¿Qué nos pasa?, de sátira política, social y humor negro, lo que lo llevó a ser sancionado.

¿Qué nos pasa? fue producido entre 1986 y 1987, transmitido también en países como Colombia, Perú, entre otros, para sembrar la semilla en los televidentes sobre los comportamientos de la gente que de cierta forma hacen peor la humanidad.

El señor Suárez entonces aportó esa semilla de preguntarnos a todos en cualquier situación… ¿Qué nos pasa? Y ahora yo les invito a preguntarse lo mismo.

Permítanme comenzar diciendo que lo que voy a escribir es mi punto de vista y no representa a todo el personal de Éxito Latino.

El mundo es sacudido por un coronavirus y por una muerte injusta, la del afroamericano George Floyd. En solo unas pocas semanas pasamos de #quedateencasa y #unidosentiemposdificiles a violencia y destrucción entre nosotros mismos. Durante los últimos 13 años hemos estado en una guerra civil, pero antes el campo de batalla era solo el internet.

Incluso si esta situación era molesta, al menos no existían daños físicos. Si el tema se salía de control era fácil escapar. Todo lo que teníamos que hacer era dejar la plática o bloquear a la persona.

Ahora estas peleas se tornaron física y pudimos ver los resultados de todo este odio y enojo acumulados.

Hoy miles de personas en todo el país marchan y protestan por la muerte de George Floyd, un hombre afroamericano que murió por asfixia por un policía blanco. Lo que le pasó a George es intolerable y los responsables deben ser castigados. Sin embargo, esto no es una excusa para destruir ciudades enteras, no podemos resolver el odio con odio. Entonces… ¿Qué nos pasa?

Es injusto para los pequeños negocios que fueron daños colaterales, también es injusto que los niños crezcan viendo esto o que las mujeres embarazadas vivan con este nivel de ansiedad que va directamente al útero y al bebé. Es injusto que quienes dependen del transporte público se hayan visto privados de una forma de llegar a casa debido al paro de transporte público.

Como en todo, hay policías buenos y malos. Es injusto para todos esos policías que sí respetan el juramento que hicieron para proteger a su comunidad que tuvieran que trabajar en este campo de batalla. Es injusto para las familias de esos policías que se preocuparon pensando en que si su pareja, padre o madre regresaría a casa.

¿Qué nos estamos haciendo el uno al otro? ¿Qué le estamos enseñando a los niños sobre la violencia y la agresión? ¿Qué precio estamos dispuestos a pagar para enviar un mensaje?

Durante décadas, la élite ha estado jugando estos juegos de división, han logrado separarnos política, económica e incluso religiosamente. No nos vemos como hijos del mismo creador sino como oponentes. No sé tú, pero estoy increíblemente harta de todas las conversaciones políticas sobre Obama o Trump, ¿qué importa? Ambos son hombres ricos y poderosos que al final no se preocupan por nosotros. Incluso Bernie Sanders, que era para "la gente", tomó el dinero que ganó de su campaña y se fue. No lo veo vendiendo una de sus mansiones para donar el dinero a los afectados por Covid-19 o pagar préstamos estudiantiles. No lo veo donando a los negocios pequeños destruidos.

Estas son un montón de mentiras, no hay héroes, estamos en esto solos. La única verdad es que nos estamos matando entre nosotros no solo física sino emocionalmente. Puedo sentir que mi nivel de estrés aumenta cada vez que inicio sesión en las redes sociales o enciendo las noticias.

Es lamentablemente ver a la gente tan amargada que no tiene ya otro tema más que quejarse de la situación. Las nuevas generaciones están creciendo llenas de odio y rencor siendo vilmente manipulados por la mafia de Hollywood y esa necesidad de publicar todo lo que piensan y sienten.

No podemos confiar en lo que todo lo que vemos en los medios. Al igual que la policía, hay los que hacen su trabajo con ética y hay otros que no lo hacen.

Tenemos que admitir que hay fuentes oscuras y poderosas que se benefician del caos total y ahorita estamos en medio de una guerra de poder por parte de las élites para ver quién se queda con nosotros. No tenemos que ser clarividentes para saber que lo que está sucediendo no es un incidente aislado. Lamentablemente, a medida que nos acerquemos a las elecciones, eventos como este se volverán cada vez más comunes.

Lo que debemos hacer es DESPERTAR y unirnos. Lo que le pasó a Floyd es una injusticia porque es un ser humano, no por el color de su piel. Pero no falta quienes usen esta situación para aprovecharse y crear más división. Exagerando números y usando palabras como “genocidio” o “privilegio blanco”, hoy en día personas de piel blanca viven aterrorizadas de salir a la calle. Eso no es vida para nadie y así no se solucionan las cosas.

Con esto no digo que todos los policías sean buenos o que el racismo no sea real desafortunadamente existe, pero podemos hacer mas con estudiar, involucrarnos en la política y votar. Los saqueos no nos llevaron a nada. Las protestas pacíficas sí.

Si somos francos la mayoría de nosotros somos culpables de haber actuado una manera racista por lo menos una vez en nuestra vida, tan solo cuando vino la pandemia muchos asiáticos sufrieron de racismo.

Lo que tenemos que hacer es ver las cosas como REALMENTE SON y no como no las pintan. En la era de la información hay mucha ignorancia y peor aún urgencia por difundir noticias falsas en las redes sociales. La gente cada día lee menos y se deja llevar por un meme sin antes verificar que la información es correcta.

Realmente no hay nada productivo de pelear con extraños en las redes sociales o llenarme de bilis el hígado por cosas que no puedo controlar o no sé si sean ciertas. Creo que es mejor que veamos cómo podemos ayudarnos los unos a los otros o tan solo vamos a reconstruir nuestras comunidades y relaciones personales. El cambio siempre empieza por dentro.***

#2020 #coronavirus #georgefloyd #blacklivesmatter #creciendojuntos #latinosunidos #humanosunidos

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2020 EXITO LAT!NO