**MAYELA LEYVA**

January 7, 2015

“DIOS NOS DA MUCHOS TALENTOS QUE VAS DESCUBRIENDO A TRAVEZ DE TU VIDA Y NO ES PARA SER EGOÍSTAS Y GUARDARLOS. CLARO, QUIÉN NO QUISIERA SER UNA ACTRIZ FAMOSA, PERO HAY VECES QUE LA GENTE DE TU COMUNIDAD NECESITA MÁS DE ESE TALENTO PARA AYUDARSE ENTRE SÍ”, MAYELA LEYVA.

 La joven ve hacía el cielo con una sonrisa y brillo en sus ojos. Brillo que solo se produce cuando se ha encontrado la razón de nuestra existencia.

Ella conoce este sentimiento desde que hace cinco años, su vida tuvo un cambio drástico y encontró la llave que le abriría las puertas del amor, la salud y la misión de ayudar a otros.

Prueba de dedicación y esfuerzo!

Leyva nació en Oxnard hace 28 años. De padres Jaliscienses, la joven se describe como la oveja blanca de la familia, ya que desde niña le gustó bailar, cantar y actuar.

De raíces artísticas y mente creativa, ella soñaba con ser actriz. Fue su determinación que la llevó buscar eventos, clases y actividades donde pudiera crecer como artista y exponer su talento. Así se involucró con el coro de la iglesia, un grupo de mariachi y varios certámenes de belleza. Su voz la llevó ha ser una de las cinco finalistas de la Academia quinta generación, y aunque no entró a la casa, ser considerada entre miles fue un gran logro para ella.

Tras el divorcio de sus padres, Leyva cae en una fuerte depresión en donde empieza a buscar en la comida una comodidad que no encuentra en ningún lado. Una libra extra se convierte en cinco y así sucesivamente hasta que llega a pesar 225 lb.

“Me di cuenta que no era feliz con lo que veía en el espejo. Me estaba convirtiendo en otra persona”, dice Leyva.

Desesperada por recuperar su salud, ella busca mil formas de bajar de peso. Pero nada funciona y fácilmente se desmotiva. Fue hasta que un sábado encontró un comercial de unos videos para aprender ZUMBA y compró el programa.

 

“¡Me enamoré! La música era linda, la energía del instructor era contagiosa y busqué una clase en vivo”, señala Leyva.

 

Empezar no fue nada fácil

 

“En Marzo del 2009 encontré una clase en el gimnasio donde yo tenía membrecía, pero mi primera experiencia fue horrible. Me puse una sudadera grandísima porque mi cuerpo me daba pena y me fui hasta atrás del salón. 10 minutos dentro de la clase yo sentía que casi me desmallaba, y la instructora dice, ‘bueno chicos y chicas eso fue el calentamiento ahora vamos a comenzar’…”, comparte la joven.

 

Y “aunque acabé la clase por milagro, fue el amor a la música lo que me hizo regresar, y la energía de la instructor lo que poco a poco me fue moviendo al frente de la clase hasta llegar al punto de estar a su lado”, señala.

 

Entonces, la idea de ser instructora cruzó la mente de Leyva. Sin embargo, su peso la desmotivaba, ya que no estaba en forma y nunca había sido maestra, ni menos de ejercicios.

Platicando con la coordinadora del gimnasio, esta le dijo a la joven que si se certificaba, ella le aseguraba un puesto como instructora.

 

“Yo le dije, pero estoy gordita, la gente se va a burlar de mi, cómo voy a dar clases de salud cuando yo no estoy en forma. Nadie me va a respetar”, sostiene Leyva.

Por su parte, la coordinadora contestó que a lo contrario, la gente respetaría el esfuerzo de la joven.

 

Aunque Leyva no creía lo que escuchaba, estas palabras le dieron la fuerza para certificarse y poco tiempo después dar su primera clase.

Cinco años más tarde, Leyva continúa en las clases, pero ahora se enfoca en dar clases de Zumba a los niños del distrito de Hawthorne. Es aquí donde ella encontró su camino. Su misión es informar, educar y motivar a estos niños por medio del ejercicio, enfatiza.

 

La obesidad infantil es una epidemia espantosa. Ver a gente perder grandes cantidades de peso, dejar de tomar medicinas y superar sus miedos de bailar enfrente de otros son algunas de los regalos que ella ha podido ver a través de este tiempo.

 

Maye, como la conoce la gente, junto a su “complice” Fernando Juárez tienen su página de internet www.facebook.com/pages/Fitness-Junkies y en Instagram @FITNESS_JUNKIES1 donde dan tips de nutrición, motivación y clases para los residentes que desean unirse a este tipo de vida.***

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO