Don Zeferino García,    Un maestro de la disciplina, la fe y la perseverancia.

August 6, 2015

“Estados Unidos esta lleno de oportunidades, estas pueden estar ahí pero si no te sabes enfocar y no le hechas ganas nunca vas a realizar tus sueños."  Don Zeferino

 

 Don Zeferino García es Éxito Latino. Ejemplo de lo que significa levantarse después de caer una y otra vez. El asegura que los problemas son solo obstáculos en el camino, pero es la confianza en si mismo lo que te lleva a lograr tus metas. Así este hombre trabajador dejo atrás su pueblo y llego a Los Angeles, donde hoy presume de 5 negocios y donde con orgullo nos ensena y educa sobre la cultura Oaxaqueña nos deleita con su exquisita comida y nos canta en su hermoso dialecto Zapoteco.  

 

“Llegue a Los Ángeles en 1986, mis planes eran estar aquí un año juntar un dinerito y regresarme a mi pueblo. En Oaxaca yo estudie para ser maestro pero sabia que quería mas” Mi abuelita tenia una tiendita y con ella yo pase mucho tiempo, se podría decir que ella me crío”.  Con mucha nostalgia nos cuenta Don Zeferino sobre sus primeros meses en este país. “Iba a las clases de Ingles en la noche mientras trabajaba haciendo limpieza en un restaurante.

 

Fui ascendiendo a lava platos, “busboy” limpia mesas y finalmente cocinero posición en la que estuve 5 anos”.

 

"Un día mientras andaba por centro de Los Angeles mire un señor americano que tenia un carrito de hot dogs y con el afán de practicar mi Ingles me le acerque.  Me dijo que en tan solo 5 horas hacia como $80.00dls ”. Esta idea entusiasmo mucho a “Don Zefe” y  sin esperar mucho tiempo uso sus ahorros para comprarse su propio carrito.  La suerte parecía estar de su lado pues este encontró la esquina perfecta, enfrente de un edificio de asistencia publica.

 

“Ese ano fue el terremoto de Northridge y la gente iba a pedir ayuda a esa oficina, llegaba mucha clientela y empecé a ganar muy bien, recuerdo que me levantaba  a las 4 de la madrugada y aunque lloviera, preparaba mi carrito y me iba a trabajar”.

 

 Aunque en el negocio le iba bien nos cuenta que estar trabajando tanto tiempo fue difícil para su familia, y al querer recuperar a esta pasando mas tiempo juntos, lo obligo a descuidar el negocio, fue así que su negocio quebró así mismo que su matrimonio. En un abrir y cerrar de ojos Don Zeferino perdió todo y termino solo y en la calle. Meses después una paisana le dijo de un local que se rentaba por $350.00 dls al mes.  Este vio una oportunidad para recuperar su vida y al estar solo este local se convertiría en su negocio y su hogar. 

 

Con orgullo dice “Los Oaxaqueños somos muy unidos, un amigo mío me regalo pintura para arreglar el local, mi compadre me regalo madera, otro amigo me hizo mi primer estante y un amigo que tenía negocio propio me ofreció $1,200.00 en mercancía para vender y así abrí mi primer tienda Expresión Oaxaqueña  a principios de 1998”.  Con melancolía platica que al principio usaba una caja de zapatos como registradora, pero al empezar a vender pan de Oaxaca, Quesillo, mole, chocolate lo ayudaron a hacerse su clientela. 

 

“Fue muy difícil, ese edificio era viejo y en el invierno el agua se ponía bien fría, pero pues así yo me banaba, realmente creo que cuando quieres hacer algo lo haces". Su clientela venia y le preguntaba que si sabia donde vendían Talludas ya echas y yo los mandaba a un restaurante cercano.

 

Fue ahí que nació la idea de abrir un restaurante.” Con el tiempo conoció a alguien y se volvió a casar. Con ella su negocio creció, Con fe en su mirada nos habrá de ese ser que nos ve desde arriba  “Si el creador ver que eres trabajador o que se desvelas que luchas el te ayuda, Yo empecé de menos $0 pues cuando me separe de mi primera mujer estábamos casi $20,000 endrogados”. “Ahora tenemos una tortillería, una panadería, carnicería, y un comedor.  Y aunque mi esposa no tiene muchos estudios me ayuda bastante a ella le gusta trabajar y me apoya en todo.  Negocios no estudiamos pero la misma necesidad te enseña".

 

 Entre los platillos consentidos de sus clientes están las famosas Tlayudas, y el famoso taco de la abuela, creación original de la “abuelita” de Don Zeferino. 

“Recuerdo sus consejos, ella me enseño que si me levanto temprano, trabajo duro nunca me va a faltar la comida pero si soy flojo, borracho y no hago nada de mi vida no voy a lograr nada. Esos consejos fueron mi mejor escuela. Jamás pensé que yo iba a tener  5 negocios.  La vida me dio varias lecciones, como andar descalzo en mi niñez, batallar con mi carrito de hot dogs, dormir con frio, perder mi familia. Pero esto me a mantenido humilde, yo no tengo nada que presumir, mis propios clientes están muy orgullosos de mi y les da gusto mi éxito. Pienso que para todos hay si le va bien a los demás que bueno.”

 

Me gustaría ver que mis chiquillos aprendan el Zapoteco. Tengo también un grupo de niños que tocan música mi idea es que salgan profesionistas es inspirarlos y motivarlos. Quiero que los niños y hasta los padres vean que cuando quieres algo no importa la edad que tengas mientras le eches ganas y tengas mucha disciplina nada es imposible.  

 

Don Ceferino Agradece a todos sus amigos, empleados, fieles clientes su esposa María Francisco, sus 5 hijos y todos aquellos que durante toda esta jornada lo han apoyado y siguen apoyando. *** 

 

Visite www.expresionrestaurant.com para ver direcciones a todos sus negocios. 

 

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO