Porque !SOY MUJER!

March 3, 2016

Nací en un matriarcado. Madre, abuela, tres hermanas, una sobrina y Ely, mi perrita.

Yo pensaba que sabía todo sobre las mujeres, hasta que un día me di cuenta que no sabía nada.

Las mujeres de mi vida eran mi ejemplo, mi guía. Mi abuela, abnegada y sumisa. Mi madre, de voz prodigiosa y criada para casarse. Mis hermanas, niñas tristes añorando siempre el amor y el tiempo de papá. Mi sobrina, la inocencia nacida en tristes circunstancias. Yo creía saber que era la mujer, lo había aprendido allá afuera, en la tele, en la escuela, con la familia. Creía que la mujer se casa joven como mi mamá, que debe llevar una cruz de pobreza y sacrificio como mi abuela, que se debe de esperar el amor del padre lejano como lo hacían mis hermanas, que nacer en circunstancias difíciles forman parte de la ley de la vida, como mi sobrina. Que debes ser fiel y cariñosa como mi perrita Ely.

¿De verdad me tocaba esto en la vida por ser mujer? He reflexionado durante muchos años, buscando respuestas y ahora me doy cuenta que la mujer no está destinada a nada. Podemos ser todo lo que queramos ser: libres, rebeldes, viajantes, curiosas, orgullosas. Podemos ser todo lo que se nos ha negado ser. Vivir plenamente, como cualquier hombre. Ser felices.

 

Hoy en día las mujeres somos más de lo que algún día soñamos ser. ¡Ve alrededor de ti, hay mujeres luchonas, que son padre y madre, empresarias, doctoras, presidentas de compañías multimillonarias, policías etc! Y aunque todavía la sociedad trata de limitarnos para ser sólo  un adorno ante los hombres, ahora nosotras sabemos que no es así. Los límites sólo  existen en las etiquetas que aceptamos.

Una mujer puede ser bella inteligente y fuerte a la vez. Atrás quedaron esos días en los que las mujeres se destrozaban y se peleaban por un hombre. Esos son  los días que vivíamos pensando que éramos rivales. Ahora sabemos que no es así. Estamos conscientes que debemos elevarnos juntas, apoyarnos y motivarnos entre sí.

Por mi parte todos los días soy consciente del reto de ser mujer, de ser yo sin ser juzgada y de ser ejemplo para mi sobrina. Elijo seguir cultivando mis talentos para demostrar a mi mamá que nunca se deben abandonar los sueños. Me abstengo de rogar amor y atención de personas que no me aman para poder mostrar a mis hermanas que el amor más importante es el propio. He viajado y conocido la libertad para mostrar a mi abuela que puedo seguir siendo una mujer digna aún sin vivir en el hogar.

Hoy me siento mujer no por ser lo que se espera de mi, si no por lo que yo quiero ser.

Se necesita coraje para aceptarse, para amarse, para atreverse para ser la esencia de libertad que somos. Claro que se puede….porque SOMOS MUJERES.

 

 

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2020 EXITO LAT!NO