La escalofriante historia del asesino de Mira Loma

Hace unos días un amigo me preguntó sobre la leyenda del asesino en serie de Mira Loma. Lo cierto es que esta no fue una leyenda sino una escalofriante realidad muy bien documentada que les voy a compartir en esta edición.

Justo al sur de Ontario, se encontraba una comunidad con el nombre de Wineville, donde a finales de 1926 y 1928 muchos niños empezaron a desaparecer, incluido un niño latino, un menor de Riverside y otro de Lincoln Heights, al norte de Los Ángeles.

Gordon Northcott, de 19 años de edad, tenía un rancho de gallinas en esa región. El joven y su madre, Sarah Louise Northcott, se habían mudado de Canadá en 1926.  Poco tiempo después de instalarse, Gordon convenció a su sobrino Sanford Clark, de 13 años, a mudarse con ellos.

 

Una vez en el rancho, Gordon empezó a portarse como un monstruo con el niño al golpearlo, abusarlo físicamente y forzarlo a persuadir a otros menores a entrar a su camioneta para también abusarlos y matarlos. En el 1928, cuando Jessie Clark, de 19 años de edad y hermana de Sanford visitó al menor, esta se percató de los abusos y los asesinatos que su propio hermanito le confesó. 

 

Asustada, la adolescente regresó a Canadá pero no sin antes informarle al consulado americano sobre los crímenes de su primo. El consulado le advirtió al Departamento de Policía de Los Ángeles, el cual refirió el caso al Servicio de Inmigración. Eventualmente, un inspector de esta agencia visitó el rancho y puso a Clark bajo su custodia.

 Ese mismo año, Gordon fue arrestado y condenado a la horca. Su madre, Sarah Louise, fue condenada a cadena perpetua.  Las autoridades encontraron en su propiedad tres tumbas superficiales con por lo menos 51 huesos, una evidencia con la que se pudo concluir la muerte del niño Walter Collins, de solo nueve años, los hermanitos Winslow de 12 y 10, y un niño mexicano que no fue identificado. Aunque se especula que Gordon pudo haber asesinado a por lo menos 20 niños.

 

El hogar de Gordon aún se encuentra en pie. Ahí en el 6330 Wineville Road reside una familia sin lazos al asesino.  Avergonzados de lo ocurrida, Wineville cambió su nombre a Mira Loma en 1930 así como parte de la región se dividió en Jorupa Valley.***

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO