¿Termina la preparatoria y ahora qué?

August 31, 2016

El mundo es tuyo, 5 pasos para tomarlo

 

Más que una fecha de celebración, la graduación puede ser un tiempo de caos, nervios y desesperación para muchos estudiantes de preparatoria y también para los padres de familia, ya que con esta llega la pregunta del millón. ¿Y ahora qué hago?

 Primero que todo, ya seas padre de familia o estudiante, respira profundo y recuerda que los jóvenes tienen el mundo en sus manos si se enfocan en tenerlo. Simplemente, como padre o madre debes guiarlos, apoyarlos y alentarlos. Y si eres estudiante debes seguir estos siguiente pasos.

 Afuera el temor: Tener miedo de no saber lo que viene es bueno, pero no permitas que te paralice. Si no tienes un plan, ahora es tiempo de hacerlo. Date un semestre entero para ver si el colegio comunitario o la universidad son para ti. De no serlo, opta por una escuela técnica donde puedas empezar a explorar lo que te gusta.

 

 La cartera: Nunca permitas que las finanzas te impidan continuar un sueño. Investiga todo sobre los préstamos y ayuda financiera que las escuelas te pueden proporcionar. Puedes al mismo tiempo buscar un empleo y empezar a ahorrar para cubrir tus estudios mientras decides lo que vas a hacer.

 

 Sin metas: No te preocupes si aún no sabes cuál es la profesión u oficio que te apasiona. Muchos estudiantes aún en la escuela cambian el rumbo de sus estudios. No obstante, empieza a leer e investigar sobre los trabajos que te llamen más la atención y mentalízate para aventurarte.

 

 Busca un aliado: Ya sea un amigo, un consejero o un maestro, pregúntales qué harían en tu posición. Muchas veces, los adultos por experiencia, te pueden alentar o guiar por el camino correcto para ti. Mientras una amistad verdadera puede aventurarse junto contigo a buscar alternativas.
 

 No desperdicies tiempo: Si por el momento la escuela no es para ti, no hagas de la calle tu hogar y tampoco te quedes jugando frente al monitor o televisor. Pégate a un empleo, ahorra y visita algún colegio un par de días a la semana para recordarte que nunca es tarde para empezar.

 

 Por su parte, los padres de familia no deben ejercer presión en los hijos, correrlos del hogar o humillarlos llamándoles flojos o tontos. A lo contrario, siéntate con tus hijos, pregunta cómo les puedes ayudar y motívalos.***

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO