Los efectos  fatales de la violencia doméstica en los niños

September 30, 2018

“Mi esposo es muy bueno con mis hijos, pero cuando toma me grita, me ofende y hasta me pega. Los niños le tienen miedo”, dice Maria Luisa, una señora que conocí hace unos días en un mercado de comida.

 

Al momento que escuché esos comentarios tan “normales” para ella, me sentí triste por sus tres hijos de nueve, siete y cinco años de edad.

 

Con estudios en sicología, luego de escuchar a Maria Luisa hablar, no puede más que compartir esta experiencia con esperanza de que las madres o padres que sufren de violencia doméstica recapaciten en el daño que les están haciendo a sus hijos.

 

Los efectos en los niños menores son más graves de lo que pensamos. Los niños expuestos a la violencia en el hogar son más propensos a desarrollar problemas de desarrollo físico. Esto incluye, retraso en el crecimiento, dificultad o problemas en el sueño, la alimentación, menos habilidades motoras y hasta síntomas psicosomáticos como eczemas o asma.

 

 A veces, cuando vemos a nuestros hijos sufrir de algunas de estas afecciones, pensamos que es algo que su cuerpo desarrolla por sí solo, pero raramente nos ponemos a pensar si puede ser nuestra culpa.

 

A parte de los efectos físicos, los problemas emocionales también son tema de consternación. Los menores pueden expresar ansiedad, ira, depresión, aislamiento, baja auto estima y estrés.

 

Cuando le pregunté a Maria Luisa cómo eran las personalidades de sus hijos, me comentó: “Mis  dos hijos mayores son bien enojones, no les gusta salir a la calle a jugar. Mi hija más chica de todo llora, siempre anda nerviosa… es más como yo”.

 

No le pregunté a Maria Luisa cuánto tiempo ha vivido en la relación de abuso doméstico, pero para mí su respuesta fue el desenlace de varios años.

 

Entre los problemas cognitivos que un niño expuesto a la violencia puede desarrollar, es el retraso en el lenguaje y su rendimiento escolar. Es un hecho que nadie se enfoca en las clases cuando vives con miedo, depresión y ansiedad.

 

Aunque cada menor es diferente, otros pueden ser agresivos, crueles, enojones, inmaduros, hiperactivos y caer en la delincuencia y las drogas a una edad adolescente.

 

¿Qué madre desea que sus hijos no tengan habilidades sociales, que muestren conducta desafiante y falta de empatía? Los padres son los responsables del futuro de los hijos y pueden moldear muy bien sus personalidades. Recapacita cuál es el futuro que quieres para tus hijos y rompe el ciclo.***

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO