Dale doble uso a los productos del hogar… La deliciosa miel

March 1, 2018

Sin lugar a duda la abeja es uno los insectos a los que le debemos más de lo que pensamos, pues no solo es uno de los polinizadores más importantes del planeta sino el productor de la deliciosa miel, aquel fluido dulce y viscoso lleno de vitaminas, minerales y aminoácidos con propiedades antioxidantes y curativas.

 La miel es utilizada desde tiempos remotos como alimento para endulzar, medicina y embellecedor. Mientras unos la usan para la tos, otros la emplean en la curación de heridas y hasta para el cabello.

Así que para obtener todas sus propiedades, recuerda comprarla cruda y orgánica. 

 

Remedio para la tos: Cargada con vitaminas A, C, D, B1, B2, B3, B5 y B6 así como oligoelementos  (cobre, magnesio, hierro, fósforo, potasio, azufre, calcio, manganeso, sodio y yodo), una cucharada del endulzante se puede mezclar con agua y limón,  o agua y un diente de ajo para desinflamar la garganta o para mejorar las alergias.

 

Asiste a la memoria: La sustancia favorece la circulación sanguínea en el sistema nervioso, reduce la oxidación en el tejido nervioso y optimiza la neurotransmisión.

 

Ayuda a la digestión: Los compuestos químicos del endulzante ayudan a la digestión de los alimentos, por ello también se  recomienda para afecciones gastrointestinales, el estreñimiento, exceso de acidez y enterocolitis.

 

Resuelve problemas del cuero cabelludo: Suaviza el cabello, estimula el crecimiento y mejora la salud de los folículos pilosos que son responsables del crecimiento del pelo y deja la melena humectada.

 

Cura heridas: Es un excelente analgésico y ejerce una acción antibacteriana y anti fúngica, por lo que acelera el cierre de una quemada o herida  encima de proporcionar nutrientes a las células para su regeneración.

Atenuante de arrugas: El líquido viscoso suaviza la piel, la limpia y la humecta. Mezclar una cucharada de miel y el jugo de un limón  y poner en la cara 15 minutos. La combinación perfecta aclara y rejuvenece.

 

Mejora la salud bucal: Además de prevenir las caries, evita la desmineralización de los diente. Después de cepillar la boca, tomar una cucharadita de miel o hacer gárgaras con un vaso de agua con miel mezclada. No comer nada durante unos cinco minutos. La miel destruye las bacterias que provocan las caries.***

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO