Segundo Principio del Reiki: Solo por hoy no me enojare

"El coraje es la pasión más estéril que acompaña la mente del hombre. No afecta en nada, a aquello a lo que se dirige y daña, mucho más, al hombre que está poseído por él, que a cualquiera a quien esté dirigido".
Lord Clarendon, Edward Hyde (Político inglés, canciller de Carlos I)

 

La ira, enojo, agresividad y demás emociones destructivas nos confrontan a diario, creando situaciones donde al parecer la única salida es la violencia. Aquí es donde mayor énfasis debemos poner para aprender de este Principio del Reiki, tomarnos unos minutos para respirar, tranquilizarnos y buscar la mejor solución al problema planteado, sabiendo que la violencia sólo y únicamente genera más violencia, dolor y destrucción.

 

 Entonces debemos esforzarnos para poner tranquilidad, armonía y amor en cada momento de nuestra existencia, lo cual generará una onda expansiva de amor, luz y fraternidad. De esta forma al cambiar nuestra respuesta a las situaciones violentas, también estaremos enseñando con el ejemplo a los demás, logrando así mejorar nuestro entorno, el mundo que nos rodea.

Más allá de que no es bueno enojarse con alguien ni con uno mismo, este sentimiento acarrea muchos problemas a nuestro cuerpo físico y mental. Porque durante un momento de enojo, los músculos y articulaciones se tensan, se alteran las hormonas y el equilibrio en el sistema nervioso y cardiovascular, la presión arterial aumenta, al igual que la frecuencia cardíaca, se altera también la actividad cerebral  y la bilis es producida en exceso; otras manifestaciones son: gastritis,  arritmias y daños hepáticos, entre otros.

 

Vivir feliz es la mejor manera de evitar los dolores, las enfermedades. Tomar las cosas con calma, sin enojarte ni dejar lugar a la ira tiene mucho que ver en tu salud. No se trata únicamente de una buena actitud o buena educación, sino que evitar el enojo puede ser la mejor medicina para tu cuerpo y mente.

 

El tránsito, las obligaciones, las cuentas, la convivencia, el jefe, el autobús o los problemas personales no deberían ser motivo para enojarnos.

 ¿Cómo evitar enojarse?

 

La clave, el autocontrol. Relajarnos, respirar contando hasta 10, y reconsiderar nuestra reacción.

Si bien parece más sencillo decirlo que hacerlo, se pueden ir modificando los hábitos poco a poco. Es importante tomarse diez minutos diarios para reprogramar la mente. ¿Cómo? Con meditación, con ejercicios de respiración.***

 

 

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO