REIKI como TERAPIA COMPLEMENTARIA

La energía Reiki es un método que se adapta a los nuevos  modelos de salud. Esta terapia complementaria, busca el equilibrio entre cuerpo y mente, sanar lo físico y lo mental.

 

Se pueden citar estudios de diferentes clínicas en Brasil e investigaciones Internacionales, como: Sociedade Beneficente Israelita Brasileira, Catlin A. Taylor-Ford RL., Bossi LM. Ott MJ. DeCristofaro S, y del Hospital Albert Einstein*.

 

Dado lo anterior, podemos  entender que los hospitales están buscando una manera  integradora de tratar al individuo no sólo a través de la medicina alopática. Un ejemplo de esto es el Hospital Albert Einstein de Brasil en Sao Paulo, que creó un programa  específico para los pacientes que pasan por el tratamiento del cáncer, llamado “Salud  además de Curación", el cual se desarrolla en Ibirapuera y Morumbi y ofrece atención clínica de Medicina Integradora. Esto debido a la alta demanda y a los comprobados beneficios, tales como: reducción de los síntomas y efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia; mayor sensación de bienestar; mejor calidad de vida; reducción del miedo, estrés, depresión y ansiedad, además de mejorar la respuesta del cuerpo al tratamiento.

 

 El Hospital Memorial Abington (AMH) en Abington, Pennsylvania, cuenta con una unidad de salud asignada a las terapias complementarias, y mantiene un programa de Reiki.

 

Sabemos que la terapia complementaria Reiki es una opción de atención que puede utilizarse para reequilibrar al paciente, ayudándolo en la lucha contra la enfermedad, en el plano físico, emocional, mental y espiritual, restableciendo el equilibrio de los centros energéticos (chakras) y, en consecuencia, armonizando el organismo entero y mejorando nuestra calidad de vida.

 

El Reiki, además de aliviar el dolor, acelera el proceso de curación. Cuando una persona se somete a una sesión de Reiki,  su respiración se ralentiza, los músculos se relajan, se normaliza la presión arterial y se calman las emociones.

 

CONCLUSIÓN

 

Se ha podido comprobar que la práctica de Reiki es efectiva para reducir la ansiedad y la intensidad del dolor en diversas situaciones, así como la disminución de la presión arterial de los sujetos analizados y el aumento de las células inmunes.

 

Los resultados sugieren que esta terapia, como modalidad complementaria, no invasiva, puede beneficiar a personas sometidas a cirugía, quimioterapia, pacientes con cáncer y otras dolencias.

 

El Reiki también es una práctica espiritual, por lo que satisface este enfoque holístico.

*Fuente: Revista ENFERMERIA GLOBAL, Abril 2015, No. 38. 

 

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO