¡Mucho por agradecer!

November 3, 2017

 

Este Jueves 23 de Noviembre celebraremos el día de Acción de Gracias entre pavo, puré de papa, tamales y familia agradeciendo las bendiciones que recibimos día tras día.

 

Creo que estamos de acuerdo que Dios merece que le mostremos gratitud a diario. Pero no siempre lo hacemos. Es más, muchos nos acercamos de él sólo cuando necesitamos ayuda.

 

Es triste aceptar que no tenemos tiempo para dar gracias, pero sí encontramos tiempo para quejamos de todo lo que nos molesta. Cuándo fue la última vez que le diste gracias a Dios por tus ojos... ahora pregúntale a un ciego que daría por poder ver otra vez. Una persona sin trabajo felizmente cambiaría lugares contigo y sin quejarse o maldecir los lunes.

 Podemos seguir con la lista de cosas que no valoramos, familiares, hogares, brazos, piernas, una espalda fuerte, etc. Parece que sólo al perder el uso de una de ellas es cuando valoramos todo el servicio que nos dan.

Como les platiqué a principio de año, tuve un accidente que me fracturo las dos piernas y me dejó en silla de ruedas por varios meses. Nada en el mundo te puede preparar para sobrepasar una experiencia tan difícil. Pero como bien dice el dicho, “Dios aprieta pero no ahorca”, y en cada experiencia hay una gran lección.

 

Nunca olvidare la noche que salí del hospital, entre 4 personas me acomodaron en el carro y despues fue todo un circo meterme a la casa. Después de unas horas cuando todos se fueron a dormir, me entraron unas ganas desesperadas de ir al baño, pero no podía ir sola, y no quería despertar a los demás.

 

Aguanté lo más que pude hasta que me oriné en la cama. En ese momento valoré lo que es poder ir al baño sola, al día siguiente le pedí ayuda a mi familia para que me llevaran al baño.

 

Mientras me cargaban para sentarme en el inodoro recuerdo sentirme humillada y vulnerable, hasta que pensé en lo difícil que es para alguien que no puede usar sus brazos ¡Por lo menos yo me podía limpiar!

 

Con el paso de los meses he podido recuperar fuerzas en mis piernas y ahora puedo caminar otra vez. Pero aprendí a valorar todas esas cosas que por muchos años no valore, es más, ni siquiera las tomé en cuenta; como poder bañarme, pararme a servirme un vaso de agua, manejar mi carro, o salir a la calle sola. ¡Cómo valoramos lo que tenemos cuando lo perdemos!

 

 

Espero que este Thanksgiving me acompañen a darle gracias a Dios por todo lo que nos da, desde las cosas más grandes como la vida, la salud, la familia, el aire. A lo que fácilmente olvidamos agradecer como la independencia, la fuerza interna, la libertad y poder valernos por nosotros mismos.***

 

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO