Alicia Barba Empresaria y dermatóloga nacional

“La educación lo es todo, pero la pasión va de la mano”

 

De familia humilde, inmigrante y padres que no alcanzaron a cursar la preparatoria, Alicia Barba logró realizar sus sueños al graduarse de la universidad, y con ello ayudar a miles de personas, sino hasta millones.

 

Barba, de 49 años de edad, pone en alto al sector latino como participe activa de la comunidad dermatológica al ser miembro de la Academia Americana de Dermatología, de la Sociedad Americana para la Cirugía de Mohs, e investigadora de nuevos medicamentos dermatológicos y tratamientos cosméticos para la aprobación de la Administración de Alimentos y Drogas, mejor conocida como la FDA.

 La educación lo fue todo

“Provengo de una familia humilde, y estoy orgullosa de ello. Mis padres me enseñaron a trabajar con pasión, pero ante todo pusieron la educación como una prioridad en sus hijos”, dice Barba.

 

El abuelito de Barba sembró la semilla al venir a Estados Unidos de parte del famoso programa bracero, “fue así como mi papá nació en Estados Unidos, pero luego regresó a México y ahí se casó con mi madre”.

 

Los padres de Barba no tuvieron la oportunidad de cursar una educación superior. Sin embargo, su padre creció en una época donde existía mucha discriminación en contra de los inmigrantes latinos, y hasta donde se prohibía hasta hablar español.

 

“Ahí se dio cuenta que nuestro boleto al éxito en Estados Unidos era la escuela. Siempre pedía que todos sus seis hijos le lleváramos buenas calificaciones. De hecho, nos hizo crecer pensando que estábamos hechos para ser buenos estudiantes”, dice Barba entre sonrisas.

 

“De entregarle malas calificaciones, los castigos eran quitarnos el teléfono, el auto, la televisión o cualquier otra diversión… Y por supuesto, siempre nos inculcaron nuestras raíces y la importancia de hablar español”, recalca.

 

 La pasión se descubre y se alimenta

El padre de Barba trabajó en una compañía de construcción por mucho tiempo mientras su madre fue ama de casa.

“Verlos esforzarse fue otro aliciente para seguir estudiando… Asimismo, lo que más me atraía de pequeña era estudiar medicina, ya que mi mamá tiene vitíligo, y yo la acompañaba al dermatólogo para ayudarle a traducir.

 

“Veía que el doctor tenía tantas cremas y explicaba lo que cada una hacía. Yo me sorprendía y me decía a mí misma: ‘Wow, creo que puedo ser buena en esto usando cremas con el poder de sanar’… Fue así como empezó todo”, dice Barba.

 

La piel es el órgano más grande y visible. Al paciente le importa cuando algo se ve mal, y por ello se siente mal: “De una verruga, al acné a un cáncer de la piel, la especialidad de dermatología es muy completa”, dice la experta.

 

Barba se graduó de la Universidad de San Diego a los 21 años en biología y luego se fue a Boston a Harvard University donde estudió medicina en dermatología. Asimismo, hizo su residencia en dermatología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami.

 

Los logros

Para el 2004, la empresaria fundó la Clínica Barba Dermatology, donde hace sus ensayos clínicos y colabora con otros expertos a nivel nacional. Y hace seis años abrió Barba Skin Clinic, donde sus dermatólogas atienden a la comunidad, en Miami.

La doctora ha realizado más de 65 ensayos clínicos de medicamentos para tratar diversas condiciones como manchas oscuras, acné, arrugas e infecciones de la piel.

Debido a su trayectoria y record, la marca Dove se acercó a ella para proponerle educar a la comunidad sobre las preguntas y consejos de la piel.

 

 

Consejo para los latinos

“Me siento orgullosa de todos mis logros, pero esto un hubiera sido posible de no tener el apoyo de mis padres, por ello yo le digo a la gente que ayude a sus hijos, los impulse de forma positiva y estén atentos a sus calificaciones desde preparatoria, para que puedan lograr entrar a la universidad”, dice la doctora.

 

“Somos una cultura rica en música, comida, historia y tradición. Nadie te puede hacer sentir inferior a menos que tú les dejes”, agrega.

 

Cuida tu piel en el verano

Protégete del sol todos los días: Aunque no estés directamente bajo el sol, su efecto dañino es acumulativo. Cuanto más te protejas, menos problemas de pigmentación tendrás y bajaras tus riesgos del cáncer de piel.

¡La rutina comienza en la ducha!: Para combatir problemas como piel seca, irritación y más, es clave usar un limpiador adecuado justo al comienzo de tu rutina – la ducha. Dove Beauty Bar es mi producto favorito.

Brotes de alergias: Siempre use productos de limpieza suave y emolientes para evitar que la piel se seque y disminuir el riesgo de erupciones de eccema.

•¿Vas de vacaciones?: Los productos de los hoteles pueden tener demasiada fragancia o pueden ser inadecuado para tu tipo de piel. Cuando compres tus productos de cuidado de piel, pregunta por el tamaño de muestra y guárdalo para tus viajes.

 

¡Exfoliación es clave! Ayuda remover el exceso de células muertas, y limpiar la piel profundamente. Esta época, lo recomiendo por lo menos uno o dos veces a la semana para lucir suave y radiante.

 

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO