Éxito y Fracaso, los dos tienen un alto precio ¿Cuál escoges pagar?

August 5, 2018

El mes pasado la psicóloga Sandy Caldera tocó el tema del precio del éxito. Así como pagamos el éxito con sacrificios y ajustes en nuestros hábitos muchas veces pagamos muy caro no luchar por nuestros sueños.

Como dice el dicho: “Todo en esta vida tiene un precio”. Ningún acto o acción que llevemos a acabo está libre de consecuencias.

 

Cuando dejamos que el miedo nos paralice vivimos una vida estancada, limitada, con angustia y extremos episodios de ansiedad y frustración.  Llena de sueños que nunca se realizaran puesto que fue más fuerte nuestro miedo que el deseo de salir adelante. 

 

¿Cuál es el precio de vivir en miedo?  Depresión, ansiedad, estrés y una vida llena de remordimientos.

 

Cuando le damos el control a la vergüenza aceptamos cosas que no son. No decimos lo que sentimos, no pedimos lo que merecemos y vemos como las oportunidades se nos van de las manos o caen en personas menos capacitadas que nosotros.  Sabiendo que sin tan sólo pudiéramos dar ese paso, levantar la mano o dar nuestra opinión muchas cosas cambiarían.

 

¿Cuál es el precio de vivir con vergüenza?  Baja autoestima, depresión, sentimiento de fracaso y saber que pudimos haber llegado muy lejos si tan sólo tuviéramos más fe y valor.

 

Cuando le damos el control a la envidia y ego entramos al juego de ver quién es mejor. Así es como establecemos altas expectativas en nosotros mismos exigiendo lograr grandes cosas en tiempo récord para demostrar que somos superiores.  Al no poder lograr todo lo que nos propusimos nos llenamos de frustración, coraje, resentimiento y más envidia, que hace que el ciclo se repita una y otra vez.

 

¿Cuál es el precio de dejar que nos domine la envidia, ego o querer ser más que los demás?  Con el paso del tiempo nos convertimos en amargados, frustrados, fracasados y neurasténicos con cansancio crónico. Muchas personas se dan cuenta que la vida no es una competencia ya muy tarde.

 

Cuando vivimos la vida sin ambición, metas o alguna disciplina con el paso del tiempo vemos como la vida se pasó volando. Es triste voltear hacia atrás y ver que te dejaste caer y no trataste de levantarte o realmente nunca luchaste por nada.  Tal vez fue miedo, pena, ego o una combinación de las tres. Lo cierto es que sin dirección o un plan no hay destino final.  Nunca es tarde para tomar el control otra vez y empezar de nuevo.

 

Como pueden ver, no sólo el éxito se paga. Todo lo que hacemos se paga, pero uno escoge qué precio va a pagar y por qué. Tal vez cambiar nuevos hábitos sea difícil al principio, pero en unos meses la recompensa será positiva. A lo contrario, no hacer lo posible por luchar por ese cambio o lograr esa meta sea en dinero, carrera, salud y bienestar también tendrá su costo. El tiempo va a pasar queramos o no.

 

Está en uno decidir si queremos hacer el sacrificio ahorita cuando estamos en control o cuando la vida venga a cobrarnos por nuestras acciones.

 

"Hay dos tipos de dolor que atravesarás en la vida, el dolor de la disciplina y el dolor del arrepentimiento". La disciplina pesa onzas mientras que el arrepentimiento pesa toneladas ", Jim Rohn.***

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO