Evita pasarles tus temores a tus hijos

August 12, 2018

El único modelo a seguir cuando nuestros hijos están creciendo somos nosotros, así que muchos de sus comportamientos y hasta sentimientos serán un reflejo de lo que han aprendido de nuestra persona.


Por ello, hay que estar atentos a nuestras reacciones hacia las cosas de la vida cotidiana especialmente a la hora de expresar nuestros propios miedos.


El problema es que el miedo no solo nos cohíbe de vivir experiencias nuevas, formar amistades o aprender cosas diferentes sino también nos paralizan en otros aspectos de la vida.


Recientemente una madre llegó a mí preguntando cómo le podía quitar el miedo a su hija de aprender a nadar. El problema era que la niña desde pequeña había escuchado que su madre no sabía nadar y le tenía pavor al mar y las albercas porque soñaba que se ahogaba.


La niña de cinco años de edad nunca expresó temor hasta enfrentarse con unas clases de natación.
Lo importante aquí es reflexionar sobre el modelo de relación que tenemos con nuestros hijos y cómo nos perciben. El miedo no los invade hasta que se sienten desprotegidos, ellos mismos sufren una situación desagradable o se siente en peligro.


Si por ejemplo, ya saben que les tenemos miedo a los insectos o las alturas, nosotros podemos afrontar esos miedos enfrente de ellos y dejarles saber que todo está bien.


Si no podemos afrontar esos miedos, no debemos mostrar esos sentimientos frente a ellos sino simplemente alejarnos de la situación o no hablar del tema porque nos están escuchando.


Al igual, debemos evitar frases negativas hacia ellos cuando nos expresan temor de algo. A lo contrario,  nuestra responsabilidad es respetar lo que sienten, ayudarles a expresar sus emociones y finalmente dejarles saber que estamos ahí para protegerlos a pesar de que nada malo les puede pasar bajo nuestra supervisión.


Es importante también no burlarnos de los sentimientos de los menores porque para ellos un temor es una amenaza real. Inclusive para nosotros algunos temores sin fundaciones representan una amenaza real a pesar de saber que no así.


Así que la próxima vez no actúes con temor ante lo que te asuste enfrente de tus hijos, ni digas lo que te atemoriza. Deja que ellos mismos descubran el mundo. Puede que tú odies las ratas, pero que a tu hijo le guste un ratón como mascota. O puede que le temas a las alturas, pero tus hijos se muestren interesados por escalar.***
 

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO