Haz que tu espacio vital trabaje para ti

¿Cuándo fue la última vez que te preguntaste si la forma en la cual tienes organizadas las habitaciones en tu casa realmente funciona para ti? La mayoría de nosotros cuando nos mudamos a un lugar nos enorgullecemos al decorar nuestro nuevo espacio. Detalladamente tomamos en cuenta cada esquina tratando de embellecer las paredes con cuadros, cojines en los sillones, y muchos de nosotros hasta recurrimos al Feng Shui para asegurarnos de que la energía esté balanceada.


Les platico que una tarde cuando estaba siguiendo una receta de cocina, noté que cada vez que cocinaba y tenía que usar cierto electrodoméstico, tenía que subirme a un banco para bajarlo del lugar donde lo guardaba. Se me prendió el foco cuando me di cuenta de que, si movía algunas cosas, podría hacer un lugar permanente para este electrodoméstico evitándome tener que recurrir a mi banquito tan seguido.


Aunque esto es sentido común, las cosas más prácticas no siempre son fáciles de notar. La verdad es que todos evolucionamos y nuestra vida cambia a menudo por lo tanto tenemos que detenernos constantemente observar si la forma en que estamos acostumbrados a tener nuestro espacio sigue funcionando para nuestro estilo de vida actual. 

 

 Echa un vistazo alrededor de tu casa e inspecciona habitación por habitación, toma nota si... 
 

• La cantidad de platos representa la cantidad de personas que viven en tu hogar, o si te estás dando trabajo de más por tener muchos platos fuera

 

• Tienes muchas ollas y sartenes cuando en realidad siempre usas las mismas


• Tienes especias que no usas seguido y ocupan mucho espacio


• Tienes mezcladas tus especias para hornear con tus especias para cocinar incluso si solo horneas un par de veces al año

 

• No estás maximizando el espacio en tu refrigerador o congelador al 100%


• Te sobran tapas de contenedores o tu sistema de guardar tus tupperwers no es muy efectiva y tienes que averiguar qué tapas van con cada envase cada vez que quiere guardar los alimentos

 

• El café, los tés y azúcar no están en un área compartida que te facilite el proceso por las mañanas


• Tus sillones no están en una posición que invite a tus invitados a sentirse cómodos o tú te puedas relajar con facilidad por excesos de cojines

 

• Tienes tus cables desorganizados haciendo una telaraña detrás de tu televisor


• Tu armario no está organizado de la manera más eficiente, con los elementos a tu alcance que usas más seguido 

 

• Tus calcetines y ropa interior no están en el primer cajón de tu ropero y tienes que arrodillarte o ponerte de puntitas todas las mañanas


• Tus perfumes, cremas faciales y otros artículos de uso personal no son fáciles de acceder, aunque los usas diario. 

 

Otros factores que debes considerar son las cosas que usas todos los días, como tu bolso o billetera. Tal vez para tu estilo de vida necesitas una bolsa más grande, una bolsa para dejar en el auto o te des cuenta de que ya no necesitas llevar tantas cosas. Incluso nota si la ropa que tienes en tu closet representa justamente tu estilo de vida. 

 

Muchas veces tenemos ropa que no solo no nos queda, pero necesita alteraciones que no tenemos tiempo de hacer o no es práctica para el uso diario. Es mejor reemplazar estas piezas con prendas que mejor se adapten a tu presente. 

 

Hay millones de videos y artículos que te enseñan cómo hacer que tu casa luzca hermosa, sin embargo, solo tú puedes decidir si la forma en que tienes organizada tu casa funciona para ti. Esto lo puedes hacer observando tu rutina y tomando conciencia de las cosas de las cuales te quejas con frecuencia. *** 

 

Please reload

 

 

 

 

 

 

 

Éxito Latino es una publicación mensual gratuita. Todo el material, fotos, historias, entrevistas y poemas pertenecen a Éxito Latino. El uso sin previa aprobación por parte de la gerencia está totalmente prohibido. El logo Éxito Latino y el slogan Superate! Pertenecen a Éxito Latino.

 

 

© 2019 EXITO LAT!NO